Páginas

29/7/13

Lo siento mucho.

Con el pecho en otro mundo, 
sin ataduras, sin más bandera que este olvido.
Dirán que es miedo, 
que no me he encontrado, 
que mis sábanas envejecen sin parar.
La verdad es que no me gusto, 
que soy extranjera en esta piel 
que te entregué                  
                             no 
                                       sé
                                                 ya 
                                                          cuántas 
                                                                          veces
en escaleras, en olvidos y en camas que dejaron de oler a ti.
Dirán también que me ahogaste las naves,
que nos besamos en francés y en el cuello,
que fuiste un abrazo inconcluso.
Coge esta porquería mal escrita, sin ritmo, 
pensada debajo de ese puente que esculpimos,
con manos y pies y saliva y adioses falsos,
para que me levantes la falda 
y me mires los muslos como quien pide un deseo.
Je suis très désolée, mon amour.
Dobla a la izquierda y enciende un cigarrillo, 
juega con él a borrar de tus labios la comisura de los míos.


Katherine Castro.
Santo Domingo, República Dominicana