Páginas

22/7/13

Aquí, antes y después...


Aquí, en el antes, debimos de haber sido menos cautos
al entrar al agua,
quizás un beso hubiese desatado la tormenta.
Ahora, en el después de lo que debimos
no nos queda cordura para perderla
antes del desayuno.