Páginas

1/7/13

Oh Santo Domingo [Old Post, 20/6/11]




Oh Santo Domingo! Y tú tá ahí papá!?
Con tus calles sucias y tu gente difícil?
Con el mal olor a cloaca y tus vendedores de ameba?
Con tus choferes sádicos y tus limpia vidrios arrebatao' de cemento?

Santo Domingo me dueles en la cabeza y en las manos,
todos los días. Ya ni me das un chance Santo Domingo, ni risa me das, 
siempre cobrándome caro todos tus malos servicios,
con tu gente tonta, con tu gente mala y tu gente egoísta, 
tú Santo Domingo que los criaste como putas, como mentirosos y ambiciosos,
como periqueros, borrachos, wannabes y violentos,
tú Santo Domingo con tu alcoholismo aceptado y tus múltiples morales,
tus machos dominicanos y tus mujeres decalentá'.


Tú mismo Santo Domingo con tus fuckin' policías acechándome siempre,
tus capitanes corruptos y tus cabos muertos de hambre, 
tú siempre con tus atracadores uniformados, no uniformados y los futuros delincuentes, 
coño Santo Domingo yo corría por el conde, por tu malecón cuando carajito con vejigas de arroz por dentro, me comí tus helados Capri y Nevada, compré discos en musicalia y comí en la llave del mar.

Santo Domingo yo discutí con mi mujer por ti, la comida me cayó mal y un policía me sacó una pistola,
el mecánico me engañó, mi internet no sirve y la luz llegó más cara, Santo Domingo de por dios bájale algo, que si tú fueses una persona por mi madre que no te hablaría.

Santo Domingo ya ni escribo como antes, ya no escribo lo que veo, tu soul se fue para el coño, tu feeling es de ponerse a llorar, porque ahora tienes flow,tienes dembow y muchos blackberries,la Luperón parece un pueblo de New Jersey, you have become one big fuckin' mall.

Maldita vaina Santo Domingo, que feo te pones cada día, por eso te violan a diario,
te pasan en via contraria y solo sirves para sostener nuestra basura.
Santo Domingo buen pendejo, ni por santo te salvaste de nosotros.


Santo Domingo te llenaste de irresponsables, te diste cuenta? 
Santo Domingo, pero te llenaste de inmaduros, de nenes de 40+ años, de cuentistas, 
de nenes frágiles y quejones, de hombres de poca palabras y mujeres ñoñas y necias,
te llenaste de romo Santo Domingo, de más nada, de mucho romo.

Santo Domingo gracias por las bancas, los colmados y los salones en cada esquina,
gracias por tus motoristas, taxistas, carros públicos y guaguas asesinas que se adueñan 
de todo y todos, gracias por tu gasolina cara, tu luz cara, tu comida mala y tus profesores frustrados,
Santo Domingo tu ta de pinga, pero de piiiiiinga como nos gusta decir.

Gracias Santo Domingo por tu parqueadores, que me quieren obligar a darles dinero,
a estos dueños de las calles que te pertenecen, a estos que nunca les doy un céntimo y sacan lo peor de mi, gracias Santo Domingo porque ya no puedo hacer artes marciales, gracias por los hoyos en las calles, gracias por tus injustos impuestos y las queridas de los funcionarios.
Santo Domingo en serio, gracias por descojonarme a diario y quitarme la sonrisa que me hace Jorgy.


Santo Domingo piensas que te han saqueado, y no es así, te están saqueando todavía,
todavía te queda alguito que sacarte y te lo van a sacar Santo Domingo,
porque estas en RD mi querido Santo Domingo y de aquí nada va a quedar, 
ni los sueños, ni las metas, ni nada, aquí solo quedará polvo y muchas casa grandes,
jeepetas llenitas de perico, dinero sucio y cueros felices bebiendo Johnnie negro a pico e' botella.

Solo eso Santo Domingo, polvo, más nada quedará aquí, 
muchas almas rotas, ánimos destrozados y caras serias,
eso será Santo Domingo, más nada y no creo que puedas hacer un coño al respecto. 

Te desearía suerte mijo, pero vaya, de la única manera que puedo decir eso con sinceridad
es cuando vengan los suizos y te compren Santo Domingo, te cambien las entrañas y vuelvas a nacer, 
sin patriotismos vacíos, sin ideales tontos, sin batallas buscacámaras, sin himnos ni banderas,
sin mangú, sin matas de limoncillos, sin ni siquiera tus locos de ciudad nueva,
un Santo Domingo nuevecito y virgen para nosotros desbaratar de nuevo.

Oh Santo Domingo, sube los dos puños como boxeador, que ahora es que te faltan golpes.