Páginas

8/7/13

En caso de morir.



“Voy de regreso al mundo de la luz solar y el aire,
 y al dulce beso de Suzy.” –James Cameron

     Gloria, después de pruebas y ensayos sin errores que te mantuvieron despierta y temerosa tantas noches, heme aquí… vivo, sin saber hasta cuándo. Todo está listo. Apenas falta que mi cerebro (encorvado dentro de esta esfera metálica) dé la orden y que de mis manos, adornadas con nudillos pálidos y arrugados, nazcan los movimientos que harán soltar los lastres de esta inmensa máquina.

     Es simple, si no escucho el clic, mi barba blanca olvidará el cálido roce de tus dedos.
     
     Te escribo por si no emerjo y alguien, algún día, halla los restos de este pez de acero forjado con los golpes de mis caprichos, mi terquedad idéntica a ti (que nunca me abandona), mi pasión. Recuerda las palabras de Gerlinde Kaltenbrunner, sin pasión, es inútil.

     
      Entonces, si muero, que la muerte me sepa a tu nombre.