Páginas

16/6/13

"She cried" de Octavio A. Landolfi

She cried y de repente todo cayó en el olvido, en la rápida degradación del sexo después del sexo, después del sexo. Pero ya no era, no podía ser… Tragársela, chupársela, mamarse la vida como si fuera el llanto sin tiempo ni mortalidad que acompaña a cada orgasmo entre las tórridas piernas de su majestad la niña de los ojos de todos los que no la pueden dejar de mirar.

Y al final no es más que voyerismo elevado a forma de arte, a expresión incuantificable de la realidad absurda que se derrama por la espalda virgen de la niña propietaria de sueños mojados a las diez treinta de la mañana, justo entre el café y las pastillas, entre los tragos y las faldas de una cuarta por encima de la rodilla. Maybe she´s as innocent as she would like us to believe. O tal vez nos hacemos los pendejos para poder creernos que sí somos puros y castos compradores de polvos de vitrina.

And she cried, and of pleasure it was not.

Pero todo esto es mucho después, en otra realidad. Ahora, por el momento, en lo que el caso se termina de estratificar… la niña de los ojos de todos los ojos que no la pueden dejar de mirar, duerme. Entre sus peluches y sus sábanas color rosa. Duerme sin saber que en poco tiempo all hell will break loose, y que esta será la última hora de su mañana.

And she cried.

Octavio A. Landolfi