Páginas

7/6/13

Que parezca un accidente.



Que investiguen lo que quieran, no van a encontrar nada. Me fajé con los detalles y llegarán a un sólo extremo: Esto fue un accidente.  
Quizá lo fue, ya que esto no lo  planeamos. Sucedió, nos conocimos, nos cagamos en el destino y sus ganas de manejar el futuro a su antojo. Que parezca un accidente y que no dé oportunidad a los hippies de pensar que esto fue un inside job de nuestros nervios.
Y es que esto va más allá de inventar la excusa, pero hay que esconderla y despojarse de su nombre, esto no es una historia planeada, es un simple ataque de hipo a nuestra realidad. Que todos se den cuenta de una vez que nos han fallado los frenos y que nada ha sido a propósito.