Páginas

15/10/13

Ella



Encontrarme aferrado a tus piernas
marcando el paso de la noche al ritmo de tus caderas
y el desborde de tus labios en mi piel
que arde en tu sexo.
Empapados de silencios y gemidos
sin palabras que le hagan justicia a la magia de tu cuerpo
aqui donde late mi carne en el deseo de tu carne
aquí impregnado de tu aroma
inhalando el ultimo suspiro para llegar contigo
y descubrir todo el universo que se esconde en tus orgasmos.

Y al despertar
encontrarme frente a tus pechos,
respirandote la mañana
que nace de nuestros vientres.