Páginas

31/5/13

Cosas que se pierden

Barcelona es una linda ciudad. Organizada, creada para el disfrute de sus habitantes y visitantes.  Llena de arte, bastante diría yo.  Calles pavimentadas con adoquines; creo que los adoquines le aportan un romanticismo especial a los callejones, a las plazas.  Le nacen flotecitas entre las juntas, en fin.

Y allá en Barcelona,  entre bares llenos de buena música y gente bella,  te perdí.   Perdí mi sueño de envejecer a tu lado en una casita de madera en Cabrera; de quitarnos la sal en Dudú.  Perdí a los hijos que casi tenían nombre. Perdí cocinarte, bailar hasta el amanecer. Perdí agarrarte de la mano. Perdí hacerte sonreir.